´CONTRAVIENTO´ TUVO SU VIBRANTE CIERRE

En una suerte de "hasta luego", Bigger, junto a Mauna Loa y KiliX, ocuparon el escenario de Santana Bar el pasado Viernes.

Generalmente, la despedida de un disco es un momento especial para toda banda. Se trata de cerrar una etapa, de darle completa clausura a un momento y a una propuesta en toda su dimensión. Si encima viene aparejada de algún tiempo fuera de las tablas para componer al sucesor, suele ser una oportunidad para que fans y músicos tengan una velada casi única.

El viernes en Santana Bar, en Ramos Mejía, “Contraviento” tuvo su merecido adiós por parte de los Bigger y su gente. Una escapada a los primeros fríos de Buenos Aires en la casa habitual de estos muchachos antes de lo que será, según ellos, un “impasse creativo” para componer la quinta placa (cuarto álbum más un EP).

La noche arrancó con el efectivo “pop chabón” de KiliX, de la mano de La Creación y Paraguay. Durante un poco más de media hora, los liderados por un enérgico Cristian Oviedo transitaron por melodías potentes, psicodélicas y bailables con grandes momentos de solos. Además, también ayudaron a levantar al público que se fue acercando tímidamente con un medley de covers instrumentales que contó con melodías de Franz Ferdinand, The Strokes y White Stripes, entre otros, y también uno completo con voz de El Probador, de Virus. Además, para cerrar un excelente show (con muy buen sonido, vale destacar) salieron a la carga con As de Corazones (dedicada a Luciano Villacé, vocalista de Bigger y uno de los productores del EP inicial de la banda) y Pasado Pisado, justamente con Villacé como invitado en una estrofa y un estribillo por motus propia.

Pegado a este gran inicio, se subió al escenario Mauna Loa. Con un grunge a flor de piel bajo la dirección de la perfecta voz carismática de Nicolás Mastrángelo, las bases potentes del baterista Ezequiel Bertirossi y el bajista Nicolás Valdez y los pegadizos riffs de Leonardo Bonfante los de Haedo simplemente la rompieron. Una jornada especial también para ellos, ya que según contaron fue el último recital previo a lo que será su primer larga duración, producido por el cantante de la banda que iba a dar conclusión a la noche en su “Estudio Humano”. Se presentaron por alrededor de 30 minutos, aunque ese tiempo les sobró para dejar encendido el lugar y aprovechar para sonar junto a su productor como invitado en una canción. Punto para la organización de la noche, ya que resultó la genial transición entre las propuestas de KiliX y de Bigger, con condimentos de ambos combinados en su música. Habrá que estar atentos al material de esta muy buena apuesta que se viene en el under nacional.

Llegando a las 2 de la mañana y con alguna demora por los micrófonos de la batería, el plato fuerte saltó en escena. Al igual que cuando se habían presentado el mes pasado en Beatflow, salieron a la cancha con Hasta que te apartes y Big Bang, despertando rápidamente a un colmado recinto. Como se iban a encargar de repetir a lo largo de todo lo que tocaron, parecían sentirse muy cómodos en el local que los recibe siempre en el oeste del conurbano bonaerense y si habitualmente hay chistes con su gente, esta vez explotaron al doble. Una cálida noche para acompañar a Luciano Villacé en especial que está viviendo un momento personal difícil, tal como se encargó de comentar antes de interpretar en soledad una preciosa versión acústica de Contraviento.

A diferencia de otros recitales, en esta ocasión casi no hubo tiempo para respirar. Una lista repleta de los temas más potentes con algunos cortes recién para De sol a sol y Amanecer entre un repaso por lo más arriba de las últimas dos placas del grupo (“Humano” y “Contraviento”). Además, también hubo ocasión para el homenaje al recientemente fallecido Chris Cornell con un cover de Show me How to Live de Audioslave, con el llamado de atención de que debieron comenzarla tres veces porque Oliver, guitarrista, tenía desafinado su instrumento y que el propio Luciano cantó con la letra escrita ya que, según explicó, no la sabía.

Para cerrar las casi 19 ininterrumpidas canciones, hubo tiempo para los pogos más grandes con Humano, Cristal (a pedido del público) y Mi devolución. Luego, casi sin quererlo pero debido a la insistencia de los dueños del local, Bigger terminó su presentación y prometió que pasarán “varios meses” sin tocar.

Habrá que esperar para escuchar lo nuevo de la banda. Mientras tanto, dejaron un gran recuerdo con uno de sus mejores recitales hasta la fecha, con un sonido muy profesional y cada vez más aceitado en su marca registrada. Definitivamente, la de Santana fue “una noche más para sentirse vivo”.

por Licha Machado

Ph: Mariela Romero

Modificado por última vez enViernes, 09 Junio 2017 21:30

2 comentarios

  • Sebastian Gauna
    Sebastian Gauna Sábado, 10 Junio 2017 00:19 Enlace al Comentario

    Aguante Mauna, increible el sonido que pegaron

  • Pepe Blanco
    Pepe Blanco Viernes, 09 Junio 2017 23:08 Enlace al Comentario

    Mauna Loa es la banda con mas futuro de Argentina. La vengo siguiendo hace varios meses y me encanta su onda.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Join now and claim bonus william hill uk - wbetting.co.uk