La llegada de lo inevitable

Tecnología: las viejas fantasías cobran vida. El horizonte sustentable de la mano del transporte eléctrico.

La electricidad y los electrodomésticos son parte indispensable en nuestra vida desde hace ya mucho tiempo. Los utilizamos en los hogares, trabajos y espacios públicos; iluminamos nuestros caminos, impulsamos nuestros trenes, lavamos nuestra ropa y nos comunicamos a grandes distancias. A pesar que el paradigma eléctrico avanza rápidamente, un aspecto de nuestro consumo energético parecía irrevocable hasta el momento: los medios de transporte. Sin embargo, una respuesta que viene a reemplazar el sistema utilizado regularmente en todo el planeta se está consolidado día a día.

La monumental estructura transportista cementada en la destilación y consumo de gasolinas perece. Señoras y señores, hace mas de 20 años que los vehículos eléctricos aparecieron en escena como la alternativa a los motores de combustión. Hoy son una realidad tangible en los mercados, sin embargo, debieron superar numerosas restricciones y boicots promovidos por los agonizantes monstruos del petróleo.

Pasaron más de 160 años desde que se descubrieron y desarrollaron los procesos que transforman el petróleo en gasolina. Hacia 1860 Jean Joseph Etienne Lenoir ensambló por primera vez el motor de combustión interna donde quemaba y explotaba gas dentro de un cilindro y generaba movimiento de un pistón, transformando así la energía acumulada en el hidrocarburo en movimiento. Pero habría que esperar hasta 1876 para que el alemán Nikolaus August Otto construyera el primer motor de gasolina de la historia, que fue la base para todos los motores posteriores de combustión interna. En 1886 Karl Benz comenzó a utilizar motores de gasolina en sus primeros prototipos de automóviles.

En el 2018, el sistema de combustión interna que impulsa el corazón de nuestra red de transporte, dependiente de la extracción y quema de hidrocarburos, sigue siendo ampliamente hegemónico; y representa un modelo que para muchos nos parece anacrónico, obsoleto y decadente.

Experiencias

Lanzado al mercado en 1996 por la automotriz emblema de los Estados Unidos, General Motors (GM), el EV1 fue uno de los primeros autos eléctricos disponible comercialmente. Esta unidad estuvo disponible en los estados de California y Arizona, únicamente bajo la modalidad de arrendamiento financiero o contrato de “leasing”. Estas restricciones obedecieron a que el EV1 formaba parte de un plan de evaluación de funcionamiento del producto, estudio de factibilidad de producción y análisis de aceptación de un vehículo eléctrico de pasajeros en el mercado estadounidense. 

Inicialmente el EV1 se fabricaba con baterías de plomo y ácido que luego fueron sustituidas por Niquel y metal hidruro (NiMh).​ Su autonomía fue hasta 113 km, en la primera versión y hasta 257 km en la última. El programa EV1 se canceló en 2002 y todos los coches fueron recuperados por GM. La compañía argumentó que tenía que cumplir normativas relativas a mantenimiento, recambios y responsabilidad civil.

Tesla Motors es una compañía ubicada en Silicon Valley, California, que desarrolla y comercializa automóviles y componentes eléctricos. La empresa ganó repercusión al producir los modelos Tesla Roadster y Tesla Model S, ambos son opciones deportivas y lujosas totalmente eléctricas. Su objetivo es producir este tipo de vehículos a un precio que sea accesible para el consumidor medio.

En particular, Model S, lanzado en 2012, está equipado con una batería de Litio de 100 kWh es de 539 km, convirtiéndose en el automóvil eléctrico de serie con mayor autonomía. Este coche puede acelerar de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos en su mejor versión. Actualmente, en Argentina se conocen muy pocos ejemplares.

Seguramente el lector se estará preguntando cuándo comenzará a ver en la calle esto hermosos vehículos. Como dijimos anteriormente, los vehículos eléctricos ya son una realidad en otras partes del mundo y algunas opciones están ingresando al mercado argentino. El Toyota Prius es un híbrido que permite cargar las baterías para su locomoción eléctrica mediante un motor a explosión que tiene integrado. Este auto ya está circulando por nuestras calles.

Otra empresa que próxima a incorporar vehículos eléctricos en la vía publica argentina es Volkswagen con su GOLF E. Este vendrá en dos versiones: eléctrica e híbrida - aparentemente la versión eléctrica se demorará un tiempo más.

Por su parte, Renault, hace un tiempo esta innovando con vehículos eléctricos, principalmente, enfocandose en utilitarios. La marca francesa presentó en 2017 en Argentina la Kangoo ZE, un vehículo completamente eléctrico que promete una autonomía de 227 km con una velocidad final de 130 km/h.

Ahora bien, parecen prometedores, ¿verdad?, pero ¿dónde podremos recargar sus baterías? El afianzamiento del modelo transportista eléctrico está en aumento en buena parte del mundo y se refleja en un afloramiento de estaciones de recarga. En Argentina, la compañía YPF prometió 210 estaciones eléctricas para marzo 2018, específicamente en la Ciudad Autónoma y en la Provincia de Buenos Aires, principalmente en el recorrido hacia la Costa Atlántica. También la empresa Edesur planea instalar estaciones de carga gratuitas en las calles.

Otra pregunta frecuente entre los posibles usuarios es si existe alternativa a los costosos valores de los automóviles para aproximarse a los emergentes vehículos eléctricos. En Argentina, las motos eléctricas se volvieron populares, en gran parte debido a que estos vehículos no requieren, hasta el momento, patentamiento ni licencia de conducir.

Algunos ejemplos. Lucky Lion, con más de 5 años en el país, fue la primer empresa en revolucionar con vehículos eléctricos de dos ruedas. Otras marcas se fueron incorporando al segmento. Gauss Electric Fun y Elpra ofrecen distintas versiones de motos eléctricas disponibles para su comercialización y ya están circulando.

Lo que es claro y evidente es que la movilidad eléctrica comienza a ser parte de nuestra realidad y no faltará mucho para que nuestro tradicional tanque de gasolina se convierta en unas baterías de litio. Aún existen muchas dudas respecto al consumo para la recarga de las baterías, en sus autonomías, sus rendimientos y sobre la conveniencia del traspaso de paradigmas. Vale recordar que un fenómeno similar ocurrió cuando comenzó el desarrollo de los motores a explosión, la gente tenía muchas dudas, sin embargo, la industria creció de una manera exponencial y el automóvil se convirtió en una pieza fundamental del siglo veinte.  

 

Por Julián Duarte

Modificado por última vez enDomingo, 06 Mayo 2018 21:25
Más en esta categoría: « El Marginal: serie de oro argentina

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Join now and claim bonus william hill uk - wbetting.co.uk